Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 25 mayo 2014

Mirad qué gracioso este Beagle que ayuda a sus dueños a cambiar el pañal de su bebé.

Anuncios

Read Full Post »

Una de las cosas que más odio de los humanos es esa manía que tienen de limpiar y lavar cosas. Creo que ya os he contado alguna vez que cuando me dicen: “Baño” o cuando veo que cogen de la terraza el champú y la toalla, salgo corriendo para esconderme debajo de la mesa. Pero hoy os voy a hablar de cuando mamá lava el almohadón de mi cuna. ¡NO LO SOPORTOOO! Siempre dice: “Mira qué bien huele”, pero… ¡¿está loca o qué?! ¡Si huele a jabón! ¡Huele fataaaaal!

Siempre que lo lava luego estoy un día o dos dando vueltas encima del almohadón para ablandarlo y darle mi olor y ellos se parten de risa… No digo lo que pienso de ellos porque hay menores que leen este blog, pero os lo podéis imaginar.

¡¡Fuera las lavadoras y los detergentes!! ¡Fueraaaaaaa!

Read Full Post »

Un niño estaba montando en triciclo delante de su casa cuando el perro del vecino le atacó.  La gata del niño fue corriendo a asustar al perro e incluso le persiguió unos metros. ¡Fue tan rápida que llegó antes que la madre! ¿A que es una pasada lo protectores que somos los animales con los miembros de nuestras familias?

Read Full Post »

Ya os he dicho muchas veces que los niños no me hacen mucha gracia, porque te cogen del rabo, de las orejas, etc… Pero tengo una debilidad: ¡mis primos! Hace unos años, cuando eran todavía pequeños, nos metimos en un laberinto. Ellos iban corriendo por delante y yo con mi tío más atrás. Cuando giraban en alguno de los pasillos, yo me ponía muy nervioso, porque no les veía. Intentaba correr, pero mi tío no tenía muchas ganas… Me decía que no pasaba nada, pero yo no me fiaba demasiado…

Otro verano llamaron al telefonillo de madrugada. Mi tía Carmina se levantó a ver quién era, pero como eran unos borrachos, se fue a dormir otra vez. Yo estaba encerrado en la habitación con mamá y quería salir a ver qué pasaba, pero no me dejaba. Tuve que aullar y arañar la puerta para que me abriera, ni que le cobraran por ello…
Total, que fui corriendo a la habitación de Carmina para ver que los niños estaban bien. Como estaban profundamentes dormidos, me volví a mi habitación. A la mañana siguiente, Carmina les contó a todos que entré como una flecha, olí la cama de los niños y me volví a la habitación con mamá. Estaba un poco triste, porque no había olido su cama, pero es que yo sé que los adultos son fuertes y se saben defender, en cambio sé que a los niños les tenemos que proteger.

Todo esto os lo cuento porque he visto este vídeo de dos perros defendiendo a un niño del castigo de su cuidadora…

Read Full Post »

Ya os he dicho varias veces que los humanos sois muy listos para unas cosas y un poco corticos para otras. Eso debió pensar también este leopardo marino cuando vio a un humano haciendo fotos bajo el mar de la Antártida.  Como le vio sin capacidad de alimentarse por sí mismo, decidió darle él de comer.

Primero atrapó un pingüino y se lo dio, pero evidentemente el fotógrafo no lo cogió. Después de intentarlo varias veces, decidió llevarle un pingüino muerto, pero nada. Así que le enseñó a comer, devorando la mitad de un pingüino y dándole la otra mitad… Tampoco se lo comió. Debía estar bastante frustrado el pobre leopardo marino, pero lo intentó durante cuatro días. ¡Bendita paciencia!

Contándoos esta historia me estoy acordando de una frase de mi bisabuela: “El perro es el mejor amigo del hombre, pero el hombre no es el mejor amigo del perro”. Ahí dejo eso. Para que luego digan que el leopardo marino es uno de los animales más peligrosos del mar.

Read Full Post »

Chicos, acabo de descubrir una fabulosa maquineta (como dicen en mi casa). ¡Es videoconsola para perros! Ya podéis empezar a ahorrar para comprármela por mi décimo cumpleaños 🙂

Read Full Post »

IMG-20140504-WA0000Este fin de semana se han ido todos a Zaragoza a celebrar el 90 cumpleaños de la abuela, pero resulta que yo NO estaba invitado. Me han dejado en casa de Clara y Óscar y me han mandado de niñero a Tadeo. Tadeo a secas, no Tadeo Jones, no os liéis. El caso es que me lo he pasado genial, genial. Además, Tadeo me dejaba dormir con él y no se ha quejado de que ronco. Mirad que foto me hizo…

Cuando volvieron y Clara me llevó a casa, mamá abrió la puerta y me intentó acariciar, pero le hice un quiebro como los de los futbolistas y se quedó en el sitio. Eché a correr hacia el salón y le oí decir: “Bueno, por lo menos va a saludar a papá”. Pero vinieron Clara y ella detrás de mí y se dieron cuenta de que tampoco le había ido a saludar a él. Había ido directo a mi superalfombra, para poder estirarme y rascarme la espalda. Vosotros no lo entendéis, pero da mucho gustito ponerme boca arriba y moverme.

Read Full Post »

Older Posts »