Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 26 enero 2015

Aquí la respuesta (por un niño de 6 años). Lo he leído en Facebook y me ha encantado

Siendo un Veterinario, fui llamado para examinar a un perro Irlandés de 13 años de edad llamado Belker. La familia del perro, Alex, su esposa Lisa y su pequeño Tom, estaban muy apegados a Belker, y estaban esperando un milagro. Examine a Belker y descubrí que estaba muriendo. Les dije a su familia que no podíamos hacer ya nada por Belker, y me ofrecí para llevar cabo el procedimiento de eutanasia en su casa.

Al día siguiente, sentí la familiar sensación en mi garganta cuando Belker fue rodeado por la familia. Shane se veía tranquilo, acariciaba al perro por última vez, y yo me preguntaba si él comprendía lo que estaba pasando. En unos cuantos minutos Belker se quedó dormido pacíficamente para ya no despertar. El pequeño niño pareció aceptar la transición de Belker sin ninguna dificultad. Nos sentamos todos por un momento preguntándonos el porqué de el lamentable hecho de que la vida de los perros sea mas corta que la de los humanos. Tom, que había estado escuchando atentamente, dijo: ”yo sé porqué.”

Lo que dijo a continuación me maravilló, nunca he escuchado una explicación mas reconfortante que ésta. Este momento cambio mi forma de ver la vida. El dijo,”la gente viene al mundo para poder aprender como vivir una buena vida, como amar a los demás todo el tiempo y ser buenas personas, verdad?”. ”Bueno, como los perros ya saben cómo hacer todo eso, pues no tienen que quedarse por tanto tiempo como nosotros.”

La moraleja es:

Si un perro fuera tu maestro, aprenderías cosas como:

Cuando tus seres queridos llegan a casa, siempre corre a saludarlos.

Nunca dejes pasar una oportunidad para ir a pasear.

Deja que la experiencia del aire fresco y del viento en tu cara sea de puro Éxtasis.

Toma siestas.

Estírate antes de levantarte.

Corre, brinca y juega a diario.

Mejora tu atención y deja que la gente te toque.

Evita morder cuando un simple gruñido sería suficiente.

En días cálidos, recuéstate sobre tu espalda en el pasto, patas abiertas.

Cuando haga mucho calor, toma mucha agua y recuéstate bajo la sombra de un árbol.

Cuando estés feliz, baila alrededor, y mueve todo tu cuerpo.

Deléitate en la alegría simple de una larga caminata.

Sé leal.

Nunca pretendas ser algo que no eres.

Si lo que quieres está enterrado…escarba hasta que lo encuentres.

Cuando alguien tenga un mal día, quédate en silencio, siéntate cerca y suavemente hazles sentir que estás ahí…

Anuncios

Read Full Post »

Después de leer este artículo (http://lanubedealgodon.com/27-ejemplos-de-por-que-la-vida-de-un-cachorro-es-mucho-mas-dificil-de-lo-que-piensas/#) he decidido comentaros algunas cosillas:

1. Tienen que averiguar qué pueden morder para que no les grites. Ya hablé de eso en una de mis primeras entradas de este blog: Morder.

4. Le hacen fotos ridículas durante todo el día. También hablé de las simpáticas amigas de Clara… De peque.

15. Nadie se toma en serio sus ladridos. Dani, el marido de una amiga de Óscar, tenía un Beagle y el primer día que ladró lo llevaron corriendo al veterinario porque creían que le pasaba algo. El veterinario les explicó que los Beagles no ladramos, sino que aullamos parecido a los lobos. En casa también he tenido que aguantar algunas bromas sobre mis aullidos…

17. La gente los confunde con adorables peluches. Mamá y Clara me sacaron un día a pasear, con un par de meses y me quedé sentadito en el césped. Como el césped estaba alto y yo era muy pequeño, casi no se me veía, pero pasó una señora y les dijo: “Qué preciosidad, no os descuidéis ni un segundo, porque me lo llevo, parece un peluche”.

22. Y cuando salen de paseo cualquier momento es bueno para echarse una siesta. Nunca me he echado la siesta en la calle, pero un día hacía tanto calor que no podía volver a casa del paseo, así que me tumbé a la sombra a descansar. Clara intentaba tirar de mí, pero no había forma. Un señor que pasaba le dijo riéndose que de ahí no me iba a mover. Al final esperó 20 minutos y me llevó a casa en brazos.

24. No se han dado cuenta aún de lo que es el agua. Un día papá me llevó a pasear por el campo, por la orilla de un río. Yo me distraje y cuando volví a mirar me di cuenta de que estaba en la otra orilla. Había un puente dos metros más adelante, pero decidí ir por el camino rápido y me tiré al agua. Era una poza y casi me ahogo. Desde entonces odio el agua y nadie entendía por qué, ya que Papá no confesó el percance hasta muchos años después.

27. Crecen tan rápido que sus sitios favoritos se quedan pequeños. Cuando era bebé, dormía delante del sofá encima de la zapatilla de Juan, porque tiene un pie tan grande que cabía entero encima. Ahora ya no puedo hacerlo, así que siempre duermo con una patita encima de la zapatilla de alguno de los que esté sentado en el sofá, para que cuando se levanten, me tengan que despertar y pueda controlar bien todo.

Read Full Post »

¿Qué os parece este maldito gato? Pues bien. Os voy a contar una cosa de Clara que nunca he dicho. A ella le encanta, LE ENCANTAAA, despertarme cuando estoy dormido. A Juan también. Hay veces que estoy profundamente dormido y vienen a hacerme algo para fastidiarme. Algunas veces no me entero, pero otras, escucho su malvada risa antes de que empiecen a fastidiarme, así que me preparo.

A Clara le dan ataques de risa sólo de pensar lo que me va a hacer, entonces le suelen salir mal las jugarretas. Esta Navidad, por ejemplo, estaban la abuela, mamá y ella en el sofá y yo, durmiendo debajo de la mesa. Clara se empezó a reír y mamá le dijo que me dejara en paz. La abuela preguntó qué pasaba y Clara le dijo: “Ahora vas a ver”. Entonces me pegó un susto y me desperté. Clara se reía mucho y mamá resoplaba. La abuela preguntó qué gracia tenía eso y mamá le dijo: “Ninguna”, pero Clara seguía riéndose. Otro día hizo lo mismo, pero ayudada por Juan. Yo creo que los dos me tienen envidia.

clara1

Read Full Post »

Queridos amigos, tenéis que leer esta noticia y decirme si no cogeríais un coche ahora mismo para ir a Galicia y adoptar a estos dos maravillosos peludos. Mamá, tú también.

 

Read Full Post »